¿En qué consiste nuestra formación?

TEORÍA – PRÁCTICA – CRÍTICA

Proyecto Lázaro nace con la idea de ser el Primer Taller Intensivo de Bodas. Un taller en el que la práctica va a ser la protagonista por encima de todo. El “no hay excusas” será nuestro lema de guerra y con él, no sólo nos veréis trabajar en momentos concretos de boda, sino que además, vosotros también tendréis que hacerlo para así poder estudiar hasta donde alcanza vuestro potencial.

Convivencia

Esta parte es muy importante para nosotros. El primer día nos presentaremos todos para saber de dónde viene cada uno. Es primordial para encontrar la dirección adecuada para cada uno. Ni todos somos iguales ni creemos en los clones. La personalidad es nuestro principal rasgo distintivo y ello nos acerca a nuestros clientes. La convivencia nos permitirá conocernos y entender las necesidades específicas de cada uno.

Práctica Pasiva

La práctica es la principal arma de cualquier profesional. Qué alguien te cuente cómo hace su trabajo es muy interesante pero eso no es practicar, es escuchar. Tras unas breves explicaciones por parte de ambos equipos nos dividiremos en dos grupos. Cada grupo irá con un estudio y verá cómo trabaja en situaciones concretas de boda, desde los preparativos hasta la ceremonia e incluso la pareja y baile. Los grupos se intercambiarán al día siguiente para ver como trabaja el otro estudio de manera que nadie se quede sin ver la manera de hacer de ambos equipos.

Práctica Activa

Cada equipo no sólo verá trabajar a los dos estudios sino que además se realizarán prácticas de momentos concretos de boda. Queremos ver cómo los planteáis, cómo podemos mejorarlos y para ello necesitamos veros trabajar. Nuestra principal herramienta de trabajo no es la cámara sino el cerebro y necesitamos ver como lo utilizáis.

Críticas

Para aprender hay que cometer errores y que ellos sean el cimiento de nuestra mejora. La críticas formarán una parte importante de este WS. Estudiar las imágenes conseguidas y ver cómo mejorarlas. Algunas se harán en toma y otras en proyecciones posteriores en un ambiente más distendido.

Mesa Redonda

Un buen momento nocturno para poder plantear problemas, preguntas puntos de vista que os apetecería hablar con todos nosotros. La convivencia durante la noche queremos que tenga un ambiente mucho más distendido y que sea tiempo para la relajación y el parloteo.